Universidad y sociedad: Entrevista a la profesora Isabel Lucena

Según el último barómetro de febrero publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas, destaca que casi la mitad de los ciudadanos señalan a la corrupción como uno de los tres problemas principales de España. Los recientes casos de corrupción sacados a la luz en nuestro país, hacen que cada vez más los españoles desconfiemos de los políticos y los valoremos negativamente. Por ello, en la universidad Pablo de Olavide la pasada semana se celebraron las jornadas tituladas “Terapia contra la corrupción” donde se ponía de relieve los problemas que causa está en la sociedad. Para hablar de esta gran preocupación hemos contado con Isabel Lucena Cid, profesora de Filosofía del Derecho y Política de la UPO y que participó en las jornadas.

La profesora apuntaba que la corrupción afecta a todos los sectores de la sociedad, no solo al político sino también al empresarial. “Luego podemos hablar de una cierta corruptela de la que participan muchos ciudadanos en su vida cotidiana, pero la importancia mediática está enfocada al ámbito” explicaba.

En la falta de valores apuntaba que lo que se está poniendo de relieve es la vida política por los diversos casos de corrupción que se han hecho mediáticos, si bien, el fenómeno de la corrupción es un tema mucho más extenso “aunque ahora mismo se está detectando que hay una carencia de ética política”.

Encontrar un tratamiento para la corrupción, en el ámbito de la política nuestros representantes “deberían de trabajar por poner en marcha una serie de medidas, de mecanismos de control sobre las actividades internas en su partido, siendo la regeneración política una de estos tratamientos” exponía. Argumentaba, que también otra de estas terapias paliativas se debería efectuar en el sistema judicial que “debe de enfocarse a luchar desde el ámbito penal, civil o administrativo. El problema es que, desgraciadamente, faltan muchísimos recursos para luchar y tener soluciones efectivas y es lo que hace que la sociedad tenga la sociedad que el corrupto se mantiene impune” explicaba.

Para finalizar, Maribel Lucena punteaba que la medida más preventiva contra la corrupción es una buena educación en valores aludiendo a “la ejemplaridad, que debe estar presente en todas las fases de la vida de un ciudadano. Y un sistema de educación en valores que esté en la familia y en la escuela”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s