Honoris causa: Charlamos con el periodista y escritor Manuel Vicent.

Esta semana en contamos en Honoris Causa con la compañía de Manuel Vicent periodista y escritor natural de Valencia. Tras licenciarse en Derecho y Filosofía por la Universidad de Valencia, cursa estudios en la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid, y pasa a formar parte de una generación de periodistas con un protagonismo esencial en la Transición Española. Comienza su andadura como columnista en el diario Madrid, y desde 1981 hasta la actualidad ha colaborado de forma casi ininterrumpida como columnista en el diario El País. Pero además, Manuel Vicent cuenta con una destacada trayectoria literaria, es autor de novelas, relatos, obras de teatro, biografías o libros gastronómicos entre otros y ha sido galardonado con el Premio Alfaguara de Novela, por Pascua y naranjas, el Premio González-Ruano de periodismo, por No pongas tus sucias manos sobre Mozart, Premio Nadal, por Balada de Caín, Premio Francisco Cerecedo concedido por la Asociación de Periodistas Europeos en España y el Premio Alfaguara de Novela, por Son de mar. Sus novelas Tranvía a la Malvarrosa  y Son de mar, han sido adaptadas al cine por Jose García Sánchez y Bigas Luna, respectivamente.

Esta semana ha estado en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, en el acto de apertura del Master de Escritura Creativa que se cursa en el citado centro. Nos ha comentado que en su generación la forma de entrar en el mundo literario era de forma muy aleatoria y muy problemática, y que la mejor forma de entrar en éste mundo era conseguir un premio literario o ser muy insistente con algún editor. Hoy en día, aconseja a los escritores nóveles tener muy clara su vocación y ser consciente de lo largo y tedioso que puede llegar a ser el proceso. Un escritor que quiera darse a conocer ahora, puede seguir la vía tradicional, e insistir y dar la lata hasta encontrar que se abra alguna puerta, pero recuerda que hoy gracias a la tecnología es más fácil la autoedición y darse a conocer y conectar con otras personas a través de internet.

Modestamente afirma no tener una sensación de éxito en su carrera, no cree que ser escritor o periodista sea más sagrado que ser carpintero, panadero o ebanista, pero si tiene claro que hay que ser buen profesional y sobre todo intentar que la literatura satisfaga al escritor espiritualmente y que eso sirva a los demás. Asimismo, nos comenta que las palabras pueden ser más mortíferas que las balas y que un escritor tiene que estar siempre a favor de los que sufren la historia, y aunque la literatura en sí misma no resuelva un conflicto, si tiene el poder de sensibilizar y por lo tanto contribuir a una sociedad más pacífica.

http://www.ivoox.com/honoris-causa-14x06_md_9310180_wp_1.mp3″

Ir a descargar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s