Investigadores de la Universidad de Cádiz descubren los daños que produce el consumo de cannabis en las neuronas motoras

Los términos cannabis y marihuana, entre muchos otros, hacen referencia a las sustancias psicoactivas que son consumidas de la planta Cannabis Sativa con fines recreativos, religiosos y medicinales. Probablemente todos hayáis oído hablar de los efectos de estas sustancias, el trabajo de los investigadores de la UCA: Victoria García Morales (becaria predoctoral de la UCA) y Fernando Montero (contratado postdoctoral de la Junta de Andalucía), quiénes, dirigidos por el profesor Bernardo Moreno, han descubierto que los compuestos psicoactivos de la marihuana reducen la actividad de las neuronas motoras de forma importante.

Este estudio realizado por el grupo de investigación NeuroDegeneración y NeuroReparación y ha sido publicado en la prestigiosa revista Neuropharmacology. Para profundizar sobre este tema entrevistamos a Bernardo Moreno López, Profesor Titular del Área de Fisiología de la Universidad de Cádiz y director del estudio.

Cuando le preguntamos sobre qué fue lo que les impulsó a estudiar concretamente los efectos del Cannabis a nivel muscular, el Profesor Morenos respondió que su estudió innovaba en este campo puesto a que la mayoría de estudios relacionados con el cannabis se centraban en estudiar  los mecanismos psicomotores (el sistema nervioso central superior) y no había ningún estudio que se centrara en describir el impacto directo del cannabis sobre la neurona que controla el músculo, es decir, la motoneurona.

Todos los experimentos del proyecto, nos cuenta el Profesor Moreno, se realizaron en ratas que desarrollaron con el tiempo una inhibición en la parte neuronal que afecta al cerebro, de manera que no eran capaces de emplear su cuerpo correctamente. Al consultare sobre si se estudiará o no en el futuro en humanos, el Profesor de la Universidad de Cádiz, Bernardo Moreno López, contestó que su trabajo “irá orientado hacia otro terreno”. En estos momentos su grupo de investigación se encuentra sumergido en un estudio centrado en los efectos del cannabis como posibles mediadores de plasticidad sináptica (fenómenos implicados en el aprendizaje motor).

El Profesor Moreno no nos supo decir con certeza a partir de qué momento el sujeto consumidor de cannabis comienza a tener inhibiciones en la parte neuronal que controla los músculos, pero sí que negó la posibilidad de que el cannabis pudiese llegar a provocar atrofias u otras enfermedades como la esclerosis.

Este proyecto se ha podido realizar gracias a la financiación de dos proyectos de investigación, uno concedido por el Ministerio de Ciencia e Innovación y otro por la Junta de Andalucía.

Posiblemente el cannabis sea una de las drogas con mayor aceptación social. Su consumo a largo plazo provoca adicción, depresión, desemboca en daños neuronales y ahora también sabemos que afecta a nuestros músculos. Pese a ello aún goza de muchos defensores que velan por legalizar esta droga. Sin entrar en el debate agradecemos al Profesor Titular del Área de Fisiología de la Universidad de Cádiz y director del estudio, Bernardo Moreno López y a su grupo de investigación NeuroDegeneración y NeuroReparación que hayan realizado dicho hallazgo, que nos aporta algo más de luz en todo este asunto y le deseamos suerte en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s